Sugerencias para el teléfono de citas

Data Mining Explicada con 10 Historias Interesantes

2020.11.13 11:26 melisaxinyue Data Mining Explicada con 10 Historias Interesantes

Data Mining Explicada con 10 Historias Interesantes
"Big Data", un término que se hace cada vez más popular entre el público, así como "data mining", un ejemplo práctico de "Big Data". Aunque todo el mundo habla de "Big Data" o "Data Mining", ¿Realmente sabes de qué se trata? Aquí presentaremos brevemente algunos ejemplos de la vida real de cómo Big Data ha impactado nuestras vidas a través de 10 historias interesantes.

https://preview.redd.it/56e6wsc1izy51.png?width=644&format=png&auto=webp&s=7febe96c309d04bec1181c93372e2f3eba9ee31a
1. Un caso clásico: Pañal y Cerveza
Big data está bien empleado para ayudar al departamento de marketing de Walmart con la toma de decisiones. El investigador de mercado de Walmart descubrió que cuando los clientes varones visitan el departamento de bebés para elegir pañales para sus pequeños, es muy probable que compren un par de cervezas. Por lo tanto, Walmart colocó cerveza al lado del pañal lo que había llevado a que las ventas de cervezas y pañales aumentaran significativamente.

https://preview.redd.it/k3n9lxs1izy51.png?width=940&format=png&auto=webp&s=05f34bd43807850c073fe1af7bd73d8876d04438
  1. El fabricante de automóviles mejoró los modelos de vehículos a través de la plataforma de redes sociales Big Data trajo impactos a los vehículos de Ford al comienzo del diseño del automóvil. El equipo de R&D de Ford una vez hizo un análisis sobre las formas de abrir la camioneta trasera de sus SUV (como abrir manualmente o automáticamente). Aunque sus encuestas de rutina no reflejan esto como un problema potencial, el equipo de Ford descubrió que la gente realmente hablaba mucho sobre eso.

https://preview.redd.it/dsut4pc2izy51.png?width=1080&format=png&auto=webp&s=9b274131088ee37a4e749d452f9310a28d92fb93
3. Utilice los CCTV para cambiar los menús Un restaurante de comida rápida fue lo suficientemente innovador como para cambiar entre los diferentes menús que se muestran en la pantalla grande en función de cuánto tiempo se detecta la cola a través de los CCTV. Basado en un algoritmo preestablecido, los CCTV envían información de la cola a la computadora que luego realiza el cómputo y envía los resultados para controlar qué menú mostrar en la pantalla grande. Por ejemplo, si la línea es larga, la pantalla del menú ofrecerá más opciones de comida rápida y cuando la línea es corta, la pantalla del menú ofrecerá platos que son más rentables pero que pueden tomar más tiempo para prepararse.
4. Google pronosticó con éxito la gripe invernal En 2009, Google estudió los 50 millones de palabras recuperadas más frecuentes y las comparó con los datos de los CDC de las temporadas de gripe 2003-2008 para construir un modelo estadístico. Finalmente, este modelo pronosticó con éxito la propagación de la gripe invernal, incluso específica de los estados.
5. Big Data sabe más sobre tu preferencia musical La música que escucha en el automóvil puede reflejar en cierta medida su preferencia musical. Gracenote obtuvo las técnicas que utilizan los micrófonos integrados en los teléfonos inteligentes y las tabletas para reconocer las canciones reproducidas en el televisor o estéreo del usuario, detectar reacciones como aplausos o abucheos, e incluso detectar si el usuario ha subido el volumen. De esta manera, Gracenote puede estudiar las canciones que les gustan a los usuarios y la hora y el lugar específicos cuando se reproduce esta canción.

https://preview.redd.it/az02ln23izy51.png?width=830&format=png&auto=webp&s=c8bd255fa2b5d1c1bcac695050dcd557ccd21aef
6. Microsoft Big Data predijo con éxito 21 premios Oscar En 2013, David Rothschild en Microsoft Institute New York usó Big data para predecir con éxito 19 de 24 premios Oscar y 21 premios Oscar en el año siguiente.
7. Use Big Data para pronosticar escenas del crimen PredPol, trabajando con la policía de Los Ángeles y Santa Cruz y un equipo de investigadores, predice las probabilidades de que ocurra un delito en función de una variación de los algoritmos de predicción de terremotos y los datos del delito que pueden ser precisos dentro de (500 square feet). En Los Ángeles, donde se aplicó el algoritmo, la distribución de robos y delitos violentos se redujo en un 33% y un 21% en consecuencia.

https://preview.redd.it/cipk6tk3izy51.png?width=660&format=png&auto=webp&s=e8de57cf18e5b84cbde15055bc7516a4c5239f59
8. Octoparse utilizó Revisiones para refinar productos Octoparse, una empresa de saas dedicada al Web Scraping, siempre tiene en cuenta la sugerencia del cliente. En 2020, Octoparse recolectó decenas de miles de revisiones de clientes, y usó PNL para estudiar las revisiones, y actualizó el producto, y la experiencia del cliente mejoró enormemente.
9. Encuentra tu amante por Big data El Ph.D. matemático Chris McKinlay es un estudiante en UCLA. Después de no encontrar a la chica adecuada después de muchas citas a ciegas, decidió utilizar las matemáticas y los datos para analizar sitios de citas. Con su talento, McKinlay ha creado un programa de robot hecho a sí mismo que utiliza cuentas falsas de OkCupid para recopilar una gran cantidad de información de mujeres de la Web. McKinlay pasó tres semanas recolectando 60,000 preguntas y respuestas de 20,000 mujeres en los Estados Unidos. Luego clasificó a las mujeres usuarias en siete grupos con diferentes sistemas basados en el algoritmo K-Modes mejorado que había desarrollado. Mediante el uso de un modelo matemático para calcular el grado de coincidencia entre usted y dos grupos de mujeres. Mientras salía con la 88na internauta, encontró a su verdadero amor.
10. Alibaba implementó actos antifalsificación de Big Data Alibaba reveló recientemente una serie de casos falsificados. El Departamento de Seguridad de Ali afirmó que "el big data más confiable, de hecho, son los datos de transacciones de la cuenta, la logística y la información de envío". El personal de seguridad de Alibaba dijo que pueden rastrear almacenes fuera de línea a través de consultas sobre direcciones de envío, direcciones IP, direcciones de devolución y más. Los datos de transacciones de la cuenta se pueden divulgar para cada transacción y cada registro de ventas. Incluso si los vendedores usan diferentes ID y tiendas, pueden encontrar comerciantes falsos fuera de línea a través de Big Data. Según el departamento de relaciones públicas de Alibaba, después de años de prácticas, se ha establecido un modelo de represión de big data para monitorear, analizar y tomar medidas enérgicas contra los sistemas de productos falsificados, y actualmente trabajando con la policía para boicotear la circulación de productos falsificados.
Hay tantos usos prácticos de Big data y data mining en nuestras vidas. En pocas palabras, algo que sintió mágico, puede contar con Big Data. Explore historias divertidas sobre Big data en sus vidas, y estamos encantado de hablarlo por usted.
Más artículos relacionados:
Las 30 Mejores Herramientas de Visualización de Datos en 2020
Los 30 Mejores Software Gratuitos de Web Scraping en 2020
Big Data: 70 Increíbles Fuentes de Datos Gratuitas que Debes Conocer para 2020
submitted by melisaxinyue to u/melisaxinyue [link] [comments]


2020.11.07 04:19 dgamez07 Hasta nunca Angela!

Hace un tiempo publiqué la historia de mi relación con Ángela en un, “preguntas y respuestas”. Bueno, esta es la historia de nuestro reencuentro.
Antes de comenzar, un detalle omitido en la historia de nuestra relación, que es importante en esta historia, es que Angela era una persona muy astuta, pero muy poco culta. Tenía poco interés en aprender cosas que le presentaban una cierta dificultad. Por otra parte, tenía una memoria bastante mala. Debía guardar su propio número en el móvil en caso de que alguien le pidiese anotarlo, y escribía la contraseña de cuatro dígitos en sus tarjetas de banco para no olvidarlas al ir al cajero.
Bien, el día en cuestión, estaba demasiado triste. Acababa de descubrir que mi novia, con quien tuve una discusión que escaló a niveles críticos, me había bloqueado en todas sus redes. Estaba recostado en mi cama, tratando de distraer la mente, cuando recibí el mensaje de Ángela a través de Facebook.
“Hola. ¡Cuánto tiempo! ¿Cómo has estado?”
Dejé el mensaje por un par de horas sin responder. Me había tomado por sorpresa y no sabía qué decir, pero habiendo pensado en la respuesta, le dije:
“Hola, estoy bien. ¿Y tú cómo has estado?”
Ella me respondió en pocos minutos e iniciamos una conversación, actualizando lo que había sido de nuestras vidas luego de casi siete años.
Ángela me contó algo emocionada que, luego de nuestra ruptura, se dedicó a cuidar niños para pagar sus estudios de enfermería, de lo cual se acababa de graduar y además se había entregado de lleno a su iglesia, una secta un poco extraña, y que recientemente su novio, un predicador de esa iglesia, le había propuesto matrimonio, y ella había aceptado, pero tenía algunas dudas. Le dije que me alegraba por ella, y esperaba que tomara la mejor decisión y que le fuera muy bien. Entonces, preguntó cómo me iba en el amor.
Le conté que mi novia y yo habíamos tenido una fuerte discusión, debido a que algunas semanas atrás, hice un comentario acerca del comportamiento de su hermana en la mesa, quien se ponía a revisar su teléfono sin participar de la conversación familiar, a lo que ella tomó la defensiva y criticó el que mi hermana viviera con su novio sin estar casados, lo cual luego se sucedió en una batalla de ofensas sin que ninguno de los dos cediera. Ella me pidió perdón un par de días después, pero fui lo bastante estúpido para portarme orgulloso y volver a ofenderla a ella y su familia, con lo cual, terminamos por cortar el contacto… Y ahora estaba arrepentido, tratando de encontrarla para resolver la situación.
Desde ese momento, Ángela comenzó a actuar como mi confidente. Me daba consejos, me permitía desahogarme en nuestras conversaciones y entonces, decidimos vernos para compartir un café y conversar en persona después de todo este tiempo.
Aquel día, al despedirnos, le pedí perdón por todo lo que había sido nuestra relación, por los errores que cometí y las veces que pude herirla. Ella hizo lo mismo, así que, aparentemente, quedamos en paz. También, ese mismo día, ella me dio una brillante sugerencia, ¿qué tal si le mandaba un correo electrónico? Quizá no me había bloqueado en su email.
Lo hice esa misma noche, pero mi novia no respondió.
Ángela y yo, continuamos conversando y nos vimos un par de veces más. Una noche, me escribió diciendo que estaban festejando el cumpleaños de una compañera en su trabajo y que había quedado un buen pedazo de pastel, el cual deseaba llevarme para que me sintiera mejor. Me pidió la dirección de mi casa y se la di.
Llegó algunos minutos después, con el pastel en un envase plástico. Le pedí que me esperase en la puerta para poner el pastel en otro recipiente, lavarlo y devolverlo, pero ella me dijo que podía hacerlo por mí.
“Mmm. Quizá no sea muy apropiado. Estás comprometida, y yo tengo novia, bueno, creo que aún la tengo…” Le dije.
“¡Por favor! No seas anticuado. Somos amigos, sólo eso. ¡Aquí no pasa nada!”
Y entonces la dejé pasar.
En mi departamento, me preparó una taza de café y me sirvió el pastel, y nos pusimos a platicar por algunas horas hasta que se hizo tarde. Fui a lavar el recipiente y se lo entregué.
Cuando quise darle el beso en la mejilla para despedirnos, ella me dio un beso en la boca, pero me aparté de prisa.
“Perdón, me dice, quería saber qué se sentía después de tanto tiempo. Te prometo que no vuelve a ocurrir”. Y se fue.
Algunos días después, llegó la respuesta esperada. ¡Mi novia contestó a mi correo! Se lo conté a Angela.
¿Qué es lo que dice? Pregunta ella.
Dice que también lamenta lo que ha ocurrido, y que admite haber tenido parte de la culpa. Que sí me ama, pero que piensa que debemos hablar muy seriamente sobre lo nuestro antes de tomar alguna decisión, y que me desbloqueará de sus redes para que pueda escribirle.
¡Qué bien! Me alegro por ti. Dijo ella.
Entonces, escribí a mi novia y acordamos vernos al día siguiente para tener nuestra conversación.
También, se lo conté a Angela. Ella me pidió que le reenviara el correo que mi novia me mandó, y lo hice. Entonces, ella responde, “Por sus palabras, sé que ustedes volverán a estar juntos, y yo estaré muy feliz por ti… Pero quiero que sepas que, si algo no sale bien, yo estaré aquí para ti”.
Le dije en chat que se lo agradecía, que había sido un gran apoyo en todo ese tiempo, y ella responde:
“No, en serio. Yo estaré aquí para ti. Si algo sale mal, me gustaría que te volvieras a dar una oportunidad conmigo… Nunca he podido olvidarte, y es por eso que he estado indecisa en casarme o no, aunque he tenido varias propuestas…”
Quedé pasmado con esa declaración, y estúpidamente, le die que, si algo salía mal, me gustaría mantener el contacto con ella, como amigos y quizá, quien sabe si algo podría surgir.
Llegó el día siguiente, y compré unas flores y escribí una tarjeta de disculpas para entregarle a mi novia. Ella llegó como veinte minutos tarde, visiblemente molesta.
Nos dirigimos a un café, ordenamos un par de bebidas sin que ella dijera ninguna palabra. Sólo una mirada fría y vacía.
“Te he extrañado”, le dije, para romper el hielo, y le ofrecí las flores.
“¿En serio?”, me dice ella, sin quitar la expresión de su rostro. “Alguien me escribió” Toma una hoja doblada del bolsillo y la tira sobre la mesa. Extiendo el papel, y era un correo electrónico impreso de un remitente con un nombre claramente inventado, que decía:
“No seas tonta, tu ex y mi ex se han estado viendo en su departamento en la dirección (mi dirección) y los días (los días que me vi con Angela) y además fueron a estos lugares (los lugares donde conversé con Angela)”. Además de todo esto, el correo contenía algunos datos sobre mí, fotos del interior de mi departamento y algunas capturas de pantalla de fragmentos vagos de conversaciones que parecían insinuar algo incriminante. Y también el detalle de “nuestro” beso…
Traté de explicarle sobre Angela, que era una ex novia y que nos habíamos visto casualmente, y nuestro único tema de conversación era la discusión que habíamos tenido, pero no me creyó. Incluso le ofrecí revisar las conversaciones que tuve con ella en mi teléfono, pero no quiso hacerlo.
“De seguro ya borraste las conversaciones”. Entonces se fue, maldiciéndome y diciendo que no quería volver a verme.
Llegué a mi casa en estado de shock. Estaba sorprendido de lo que había pasado… Estaba devastado. “Increíble”, me decía una y otra vez.
“¿Cómo te fue? ¿Ya volvieron?” Me escribe Angela como a media noche.
“Tú debes saberlo”, le dije.
“Ah… ¿Volvieron? ¿Te perdonó, entonces?”
Alguien le escribió, diciendo que me he estado encontrando con la ex de alguien más…
“No… No me digas. ¿Qué hiciste? ¿Quién fue?”.
“Sé que has sido tú… Sólo tú tenías su correo electrónico cuando te reenvié el mensaje que ella me mandó”.
“¿Qué? No, no fui yo… Espera, ¿tal vez mi novio? Voy a llamarle”.
Minutos después, me escribe, y me dice, “No me responde, no puede ser… Debió ser él, suele revisar mi teléfono… ¿Qué hicimos?”
No respondí a ese mensaje. Sabía que era un teatro bastante estúpido. El correo contenía detalles que sólo había conversado en persona con Angela. Era imposible que su novio los conociera… Sabía que era ella quien mandó ese correo.
Corté el contacto con ella, dejando de responder a sus mensajes y traté de resignarme a la vida con la lección aprendida… Pero entonces, un mensaje que me hirvió la sangre llegó.
“Sé que me culpas por algo que no hice, pero tú crees que sí. Sólo quisiera decirte que doy gracias a Dios el que nos hayamos vuelto a encontrar. Habría deseado que las cosas entre nosotros pudieran volver a surgir, pero mañana es mi boda. Me gustaría que pudieras asistir, si deseas… “
Quise ignorar el mensaje, pero de verdad, me invadió la ira más profunda. No podía creer en toda la hipocresía contenida en ese mensaje y respondí.
“No creo que fuiste tú, estoy seguro que sí. Puedo haber sido ingenuo, pero no soy un estúpido. Espero que seas feliz, que seas tan feliz, que tengas la mejor de las vidas, y que luego, si existe un infierno, que te consumas en él eternamente, que es lo que mereces, ¡maldita zorra!”.
Respondió lamentando mis palabras y enviando las mayores bendiciones para mi vida, y deseando que sea feliz.
Algunas semanas más tarde, vi que había cambiado su foto de perfil por una de su boda, y decidí que era momento de vengarme…
Conocía su correo, y sólo por curiosidad, hice el intento de ingresar en su cuenta de Facebook… ¿Y saben qué? Lo logré al primer intento. No, no soy un hacker, ni contraté algún experto ni nada… ¿Quién puede ser tan estúpido para colocar como contraseña su propio número de celular?
Una vez dentro, sentí la tentación de colocar alguna publicación ofensiva en su muro, tal vez algo contra su religión, algo sutil contra sí misma, o algo estúpido, pero preferí contenerme e investigar un poco.
Curioseando entre sus conversaciones, vi que flirteaba con al menos tres hombres más, con quienes cotilleaba acerca de su esposo. Hablando de lo aburrido que era, de que lamentaba haberse casado con él y que sólo lo hizo por la presión social.
Pero entonces encontré el talón de Aquiles. Pocas semanas antes de su boda, Angela tenía una conversación en la que acordaba una cita en un motel con un muchacho que claramente se veía mucho menor que ella.
Entre otras cosas, la conversación decía que extrañarían sus encuentros románticos, que lastimosamente ya no los podrían repetir ahora que ella iba a estar casada y viviendo con otra persona. El día después de su encuentro, decían que la habían pasado bien y no deseaban dejar de verse, pero debían ser cuidadosos…
El material de mi venganza estaba servido en charola de plata, pero decidí esperar un poco más. De seguro ellos acordarían un nuevo encuentro y ese sería el momento de saldar las cuentas.
Y el día llegó. Iniciaron los coqueteos, y fueron escalando a una conversación atrevida para terminar programando un nuevo encuentro dentro de dos días… ¡Era el momento!
Ya tenía lista una cuenta falsa de Facebook desde donde escribí al esposo de Angela, adjuntando las capturas de pantalla de las conversaciones y el texto de, “velo por ti mismo, correo: [email protected]; contraseña: #####”.
A partir de ese momento, él se haría cargo.
Sólo puedo deducir lo ocurrido, ya que no volví a entrar en la cuenta de Angela por mi seguridad, y me limité a visitar su muro público de vez en cuando para saber qué estaba ocurriendo.
Dos días después, en el muro de Ángela estaban publicadas las capturas de pantalla de sus conversaciones pecaminosas, en las que etiquetaba a toda su familia y amigos más cercanos.
Al día siguiente, todas las fotos en su perfil fueron borradas y más tarde, fue dado de baja. Me quedé con la curiosidad de saber lo que había ocurrido, pero conocía alguien que de seguro estaría al tanto.
Entre las conversaciones que leí, una amiga en común a la que yo perdí el contacto le contaba que había conseguido trabajo como mesera en un restaurante del centro, de modo que fui para allá a comer como una hora antes de la salida, tomé asiento, me trajeron la carta y la vi pasar. Me reconoció y pasó a saludarme y la invité a tomar algo cuando terminara su turno para poder conversar… Pero no esperaba que ella lo soltara todo.
Bueno, esto fue lo que ocurrió. El esposo de Angela, aguantando la ira, esperó a que los amantes acordaran el lugar y la hora del encuentro. Era una plaza, desde donde luego se dirigirían al motel que al parecer solían frecuentar. Había pedido la ayuda a un amigo que los vigilaría sin ser visto y le informaría de los pasos de ambos. Entonces, en cuanto los vio abordar un taxi, llamó al esposo para informarle el color, modelo y placa del taxi.
Él estaba esperando cerca del ingreso al motel, y en cuanto los vio entrando a pedir una habitación se acercó con el celular en la mano a grabarla mientras increpaba a la pareja de amantes. Las cosas se salieron de control, ocurre que el muchacho con el que tenía estos encuentros era el hijo de un miembro prominente de su iglesia al que solía cuidar junto a sus hermanos hace algunos años, cuando él era adolescente, poco después de que ella y yo rompiéramos. Sus padres se enteraron de todo el asunto y la policía se involucró para iniciar una investigación y determinar si la relación se había iniciado en una edad legal para el consentimiento, por lo que Angela estaba en un gran riesgo de caer en prisión.
Como es obvio, su esposo la echó de casa, fue repudiada por todos en su iglesia y su comunidad, fue suspendida en su trabajo, por lo que tuvo que retirarse a vivir temporalmente en la pequeña casa de su hermana menor.
No supe más de ella, hasta que algunos años más tarde vi que tenía un mensaje filtrado en mi bandeja de spam que había recibido hace algunos meses. Era un contacto desconocido, con un nombre árabe o hebreo, con una foto de perfil genérica, y decía:
“Lo siento mucho, ahora sé que el karma existe y espero que me perdones por haberte hecho daño. Quisiera poder hacer algo para remediarlo, porque de verdad lo he pagado como no te imaginas”.
Sonreí y borré el mensaje.
¡Hasta nunca, Angela!
submitted by dgamez07 to VenganzaNuclear [link] [comments]


2018.08.23 20:15 master_x_2k Zumbido IV

Zumbido IV

Brian llegó cuando Perra y yo estábamos caminando penosamente por el campo con palas y bolsas de basura en la mano. No es la imagen que quería que él tuviera de mí, pero me alegré de verlo de todos modos.
Me limpie usando el grifo en el abrevadero de agua de los perros, pero todavía estaba cubierta de huellas sucias de las patas, manchas de hierba y la piel todavía me picaba con la sensación de que los bichos se arrastraban sobre mí. No tenía ninguna duda de que, con mi pelo mojado y el estado de mi ropa, me veía bastante espantosa.
“Hay agujeros de bala en la puerta de entrada”, Brian habló desde el otro lado de la alambrada, levantando la voz para ser escuchado sobre el torrente de ladridos. Llevaba su traje y su casco, pero tenía la visera levantada y no estaba envuelto en su oscuridad. Desde la distancia, se vería como un tipo con equipo de motocicleta.
“Tranquilos”, ordenó Perra, y los perros se callaron. Al ver lo que los otros perros estaban haciendo, los pocos que no habían aprendido el comando se detuvieron después de uno o dos ladridos más.
“Sí, dispararon sus armas unas cuantas veces”, le dije.
“Y todavía están aquí”, dijo, con leve incredulidad.
“Mi decisión”, le dijo Perra.
“Es una mala decisión”, la amonestó.
“No voy a irme.”
Brian se cruzó de brazos. “¿Es tu orgullo o testarudez digno de lastimar a esos perros?”
Ella frunció el ceño y miró a los perros.
“Lo que dijeron sobre las salchichas,” dije en voz baja, “sobre envenenar a tus perros. No podrías detenerlos a menos que estuvieras aquí todo el día, todos los días, y tal vez ni siquiera entonces.”
“Es cobarde”, Perra escupió las palabras.
“Son cobardes”, le dije. “Básicamente la definición de cualquiera que se une a un grupo de odio. Pero incluso si atacaran de forma más directa, ¿podrías manejarlo? ¿Podrías si veinte personas aparecieran con armas de fuego? ¿O si Night y Fog pasaban a las tres de la mañana, cuando estás solo tú y estos muchachos?”
“Yo puedo arreglármelas sola.”
Suspiré un poco y planté mi pala en el suelo. Tenía que pensar en una forma de convencerla. Si perdía la paciencia frente a su terquedad, ella ganaría la discusión, y todos perderíamos.
“Lo sé. ¿Pero no es mejor confiar en nosotros? ¿Para de verdad manejar esto en lugar de hacerlo sola, escondiéndote y dejando que esos cabrones tengan el poder?”
“No me estoy escondiendo”, me miró enojada. “Estoy protegiendo-”
Brian la interrumpió, “Proteger a tus perros significaría llevarlos a un lugar seguro.”
Ella sacudió su cabeza violentamente. “No. Si hago eso, los malnacidos ganan.”
“Entiendo lo que dices”, le dije. “De verdad, sé a qué te refieres. Pero nuestra prioridad número uno es protegerlos a ti y a esos perros. Una vez que nos hayamos encargado de eso, podemos enfocarnos en enfrentar cualquier amenaza.”
Ella golpeteo con sus dedos contra su muslo, mirando hacia el edificio.
“¿Vamos a encargarnos de ellos?”, Ella hizo la pregunta un desafío.
“Sí”, habló Brian. “No me gusta que estos tipos se estén mudando a esta área. No me gusta que lleguen tan lejos como para atacar a un miembro de nuestro grupo. Si no hacemos algo para responder pronto, va a lastimar nuestra reputación. Necesitamos reputación, nos protege, da a la gente razones para pensar dos veces antes de jodernos.”
Perra asintió. “Bueno.”
Brian arqueó una ceja, “¿Bueno qué?”
“Iré, y vendrán los perros.”
Él sonrió, “Bien. No creo poder saltar esta cerca sin hacer enojar a esos perros, así que me reuniré contigo en la puerta de entrada. Voy a llamar a Coil en el camino.”
“Está bien”, dije. Cuando dio vuelta para irse, yo levanté la mano en el saludo de despedida más pequeño y patético del mundo. A pesar de que estaba bastante segura de que no lo había visto, me quedé sintiéndome como una idiota por hacerlo.
Eché un vistazo a Perra, que me estaba mirando con curiosidad.
“¿Qué?”, ​​Le pregunté, sintiéndome dolorosamente consciente de mí misma.
“Él te gusta.”
“N-”, comencé. Antes continuar con mi protesta, tuve que detenerme. Perra apreciaría la franqueza y la honestidad más que cualquier otra cosa. No estaba segura de poder darme el lujo de parecer deshonesta o de tener dos caras con ella. “…Sí. Me gusta.”
Ella giró para volver a entrar. Un horrible pensamiento me golpeó en ese momento.
“¿Te...te gusta a vos?", Le pregunté.
Ella giró su cabeza para darme una mirada enojada, una que no podía leer en lo más mínimo.
“Porque si lo haces”, me apresuré a agregar, cuando comencé a caminar detrás de ella, “Oye, tú estuviste aquí primero. Me alejaré y mantendré la boca cerrada si quieres intentarlo.”
Hubo unos cinco segundos en los que estuvo muy callada. Mi pulso latía en mi garganta. ¿Por qué me importa tanto esto?
“Deberías ofrecerle dormir con él.”
“¿Y-eh, qué?” Tartamudeé. El alivio se mezcló con la vergüenza, y el abrupto cambio de tema me dejó luchando por ordenar mis pensamientos.
“Es lo que quieren los chicos. Dile que estás disponible si alguna vez quiere coger. Él lo aceptará de inmediato, o comenzará a pensar en ti como una posibilidad y aceptará tu oferta más tarde.
“Eso es- Es más complicado que eso.”
“Es complicado porque las personas hacen que sea complicado. Solo corta con las estupideces y ve por él.”
“No creo que te equivoques sobre la necesidad de tener menos expectativas, reglas y rituales en torno a las citas, estupideces, como dices, pero no creo que pueda hacer lo que sugieres.”
“Lo que sea.”
Me di cuenta, tardíamente, que ella realmente me había ofrecido un consejo. Por... luché por encontrar la palabra. Por muy mal dirigida que hubiera sido su sugerencia, especialmente con Brian, fue probablemente el gesto más evidente de buena voluntad que le había visto, junto a ella diciéndole a Armsmaster que creía que yo podía patearle el culo.
“Gracias, igualmente”, le dije. “Lo, eh, lo tendré en cuenta.”
“No me importa si lo haces.”
Cruzamos el interior del edificio y Perra abrió la puerta para dejar entrar a Brian. Por un segundo, pensé que su franqueza la llevaría a decirle a Brian abiertamente que me gustaba, pero no era el caso. Estaba más centrada en evitar que los perros más rebeldes se escabullen y evitar que ladren al visitante nuevo que en nuestra conversación.
“No puedo contactar a Coil”, nos informó Brian.
“No pude alcanzar a Lisa o Alec antes”, respondí. “¿Crees que algo está pasando?”
Él asintió con la cabeza, “Tal vez. Quédate aquí con Rachel. Voy a chequear a los demás.”
“No”, dijo Perra. “No necesito niñera, y me estoy molestando con ustedes dos estorbándome. Taylor se va contigo. Me quedaré aquí y empacaré.”
“No es una buena idea”, dijo Brian, sacudiendo la cabeza, “Si te atacan mientras tanto-”
“-Tengo a Brutus, Judas y Angelica. Me las arreglé sola durante años, me encargué de personas más duras que esos hijos de puta. Si hay problemas, corro.”
“¿Y si toman a uno de tus perros como rehén?”, Le pregunté. “¿Uno en los que aún no puedes usar tu poder?”
Una mirada oscura pasó por su rostro mientras consideraba eso. “Entonces corro... y me vengo otro día, en mis términos.”
Brian golpeó su pie durante unos segundos. “Bueno. Si hay problemas, será bueno tener a Taylor cuidándome la espalda. Si puedo comunicarme con Coil, cuando lo haga, voy a tratar de conseguirte algunos camiones y personas que los conduzcan. Mientras tanto, mantente alerta y que no te maten.”
Perra frunció el ceño, pero ella asintió.
“Taylor, deberíamos irnos. Mientras antes veamos a Lisa y Alec, mejor me sentiré”, él ya se estaba moviendo cuando terminó de hablar.
En el momento en que estábamos fuera del alcance del oído, se quitó el casco, metiéndolo debajo de un brazo, y me preguntó: “¿Qué pasó?”
Le dije, explicando todo después del punto en que Perra y yo escuchamos el alboroto que estaban causando el hombre botella y su pandilla.
“Es curioso que sea Kaiser quien tenga problemas para controlar a su gente”, reflexionó Brian, cuando terminé.
Me preguntaba si todavía estaba adolorido por lo que Kaiser había dicho en la reunión.
“Coil aumentó la presión en el momento en que se rompió la tregua contra los ABB. Me sorprendería si Kaiser no tuviera las manos llenas con eso”, respondí.
“¿Lo estás defendiendo?”
No era frecuente que me sintiera muy consciente de la diferencia en los colores de nuestra piel, pero que me preguntaran si estaba inventando excusas para el supervillano de la supremacía blanca era uno de esos momentos.
“No quiero subestimarlo, es todo”, le dije.
Brian suspiró, “Sí. Quizás tengas razón. Pero Kaiser estaba dispuesto a exigir una indemnización por el ataque a su círculo de pelea de perros, y estoy más que dispuesto a hacer lo mismo por este ataque de sus skinheads, si llega a eso.”
“Ambos eventos tienen algo sustancial que ver con Perra”, noté.
“Soy consciente de ese hecho”, me dijo, frunciendo el ceño. “Ella es útil, ella es un recurso valioso para el equipo, pero viene con algunos problemas. Ya lo solucionamos en el pasado, lo solucionaremos en el futuro.”
“Claro.”
“¿Como estaba ella? ¿Alguna pelea?”
“Nada serio. No, en verdad estuvo bastante bien. Incluso podría hacerlo de nuevo, si ella me deja.”
“De verdad”, respondió, con escepticismo claro en su tono.
“De Verdad.”
“¿Qué cambió?”
“Estoy descifrándola, creo. Como opera, come piensa.”
“Llevo diez meses en el mismo equipo con ella, y ni siquiera he estado cerca de entender cómo piensa. Normalmente puedo evitar que vaya demasiado lejos o lastime a alguien, mantenerla en línea y hacer que siga las instrucciones, pero todavía no he tenido una conversación con ella que no haga que quiera golpearme la cabeza contra la pared.”
“Ese podría ser el problema. Estás a cargo, te admira, te respeta, pero...” Hice una pausa. ¿Cómo podría decir esto sin entrar en los detalles de su modo de pensar? “...Pero tu eres una especie de figura de autoridad en nuestro grupo, y su personalidad exige que desafié la autoridad. Especialmente cuando está insegura.”
Brian consideró eso. Con una nota de aprobación en su voz, él comentó: “Le estás poniendo bastante empeño.”
“Creo que te sería mucho más fácil manejarla si tomas un papel de liderazgo oficial en nuestro grupo. No solo ser el líder por defecto, sino tomar el puesto. Si no te sientes cómodo con eso, o si piensas que los demás te lo harán demasiado difícil, bueno, probablemente se sentirá más cómoda si confía en ti como alguien a cargo con el tiempo, mientras demuestras que puedes manejarlo.”
“Han pasado diez meses, ¿cuánto tiempo necesita?”
“¿Y ella ha tenido cuántos años, sin padres, maestros, jefes? Quiero decir, incluso cuando tenía padres adoptivos, no creo que fuera todo rayos de sol y arco iris, ¿sabes?”
Se frotó la barbilla. “…Sí.”
“Dime que no ha mejorado al menos un poco en el transcurso de esos diez meses.”
“Ligeramente.”
“Ahí lo tienes. Solo mejorará de aquí en adelante.”
Él me ofreció un gruñido derrotado en respuesta.
Brian caminaba a grandes zancadas, y tenía piernas largas, lo que me obligó a hacer pequeños trotes para mantener el ritmo. No era agotador, estaba en forma lo suficiente para correr, pero era vergonzoso sentirme como un niño pequeño tratando de mantener el ritmo de un adulto.
De cualquier manera, hicimos buen tiempo para volver al departamento.
Brian se llevó el dedo a los labios mientras se ponía el casco y bajaba la visera, emanando su oscuridad para ocultar el disfraz. Hice una mueca y traje bichos para cubrir mi rostro, llamando más desde el área para formar el comienzo de un enjambre. Brian - Grue ahora - extendió la mano y cubrió la puerta principal del departamento en la oscuridad, luego la abrió sin el más mínimo crujido o chillido. Antes de que subiéramos las escaleras de metal que conducían al segundo piso, él las cubrió con una capa de su poder para hacer que nuestros pasos fueran completamente silenciosos.
No anticipé la escena en la sala de estar del departamento.
La TV estaba encendida, mostrando anuncios. Alec yacía en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, una comida en su regazo. Lisa estaba sentada en el otro sofá, la computadora portátil apoyada en sus piernas, un teléfono en su oreja. Giró la cabeza mientras subíamos las escaleras, nos dirigió una mirada extraña y luego volvió su atención a su computadora portátil.
“¿Por qué carajos no están contestando sus teléfonos?” Grue levantó su voz espeluznante. Levantó su visor y desterró la oscuridad a su alrededor.
Lisa frunció el ceño y levantó un dedo. Ella continuó hablando por teléfono, “-no estoy de acuerdo con esto, y si me lo hubieras preguntado, habría dicho que no deberías hacerlo. No, sí, creo que es una medida efectiva.”
Señaló la computadora portátil, y di un paso adelante, moviendo los bichos de mi cara y hacia el centro de mi espalda, donde estarían presentes, pero no en el camino, descansando sobre la tela en lugar de sobre la piel. Miré a la pantalla.
“Mi problema es que no son solo ellos. Son sus familias”, dijo Lisa por teléfono. “Regla implícita[1], no se jode con la familia de una capa.”
Leí el contenido del correo electrónico que ella tenía abierto. Sentí una bola de terror asentarse en la boca del estómago. Me incliné sobre el respaldo del sofá y le puse una mano en el hombro para estabilizarme mientras bajaba la mano para presionar la tecla de avanzar página en la computadora portátil. Leí más del correo electrónico y luego presioné el botón otra vez para desplazarme hacia abajo otra vez.
Cuando leí lo suficiente de la página para verificar mis sospechas, presioné la tecla de inicio para regresar a la parte superior de la página. Comprobé quién más había recibido el correo electrónico y la hora en que lo enviaron.
“Carajo”, murmuré. “¡Mierda!”
Lisa me miró, frunció el ceño y luego habló con la persona que estaba al otro lado del teléfono. “¿Podemos terminar de discutir esto más tarde? Tengo que hablar con mi equipo sobre esto. Kay. Luego.”
El correo electrónico era una lista. En la parte superior de la lista estaba Kaiser. Después de su entrada estaban sus lugartenientes, Purity, Hookwolf y Krieg, y el resto de los miembros del Imperio Ochenta y Ocho. Ni siquiera estaba limitado a personas con poderes, señalando a algunos capitanes sin poderes e incluso a algunos de los lacayos de bajo nivel.
La lista incluye imágenes y texto. Debajo de cada uno de los nombres de los villanos había un bloque completo de datos, señalando sus nombres civiles completos, profesiones, direcciones, números de teléfono, las fechas en que se mudaron a la ciudad y las primeras apariciones de sus identidades de traje en Brockton Bay. Había imágenes de ellos en traje emparejado con imágenes de sus supuestas identidades civiles, más o menos igualadas en ángulo y tamaño para facilitar la comparación. La mayoría de las entradas tenían archivos zip adjuntos, sin duda con más datos y evidencia.
Kaiser. Max Anders, presidente y director ejecutivo de Medhall Corporation, una compañía farmacéutica con sede en Brockton Bay. Padre de un Theodore Richard Anders y una Aster Klara Anders. Dos veces divorciado, actualmente vive en un piso en el centro de la ciudad. Conduce un BMW negro. Originario de Brockton Bay, hijo de Richard Anders. Richard Anders, según el correo electrónico, era Allfather, el fundador de Imperio Ochenta y Ocho. Según las imágenes, era evidente cómo la armadura se ajustaba a su rostro y cuerpo, y que tanto Kaiser como Max Anders tenían la misma altura y el mismo tipo de cuerpo.
También había otras imágenes, que mostraban a Max Anders con una hermosa rubia de veintitantos años, y Max Anders con una mujer de pelo castaño mayor en una cafetería, con la mesa llena de lo que parecía ser papeleo. Me desplacé hacia abajo para confirmar mis sospechas, la rubia apareció en otra foto con su hermana gemela. Fenja y Menja.
La mujer de pelo castaño era Purity, según el correo electrónico. Mucho más recatada de lo que podría haber pensado, dada la gran presencia que tenía de traje. Nombre real, Kayden Anders. Decoradora de interiores. Madre soltera de una tal Aster Anders. Purity fue promovida al segundo al mando de Kaiser en la misma semana en que Kayden Russel tomó la mano de Max en matrimonio para convertirse en Kayden Anders. Su separación se produjo en el mismo período de tiempo que Purity dejó el Imperio Ochenta y Ocho para, aparentemente, hacer las cosas por su cuenta. Pequeñas citas apuntaban a archivos aparentemente en el archivo zip adjunto.
Se alegaba que Krieg era James Fliescher. Jefe de una cadena de farmacias, a su vez conectado a Medhall. Padre de tres, casado. Según las notas en su bloque de información, se tomó unas vacaciones dos veces al año con su familia. El correo electrónico indicaba que el archivo comprimido tenía copias de correos electrónicos entre compañías donde les había dicho a sus compañeros de trabajo que había ido a lugares como América del Sur o París, y los registros de vuelo mostraban que estaba mintiendo. Él siempre fue a Londres. Dos veces al año, cada año, durante casi veinte años. Ni una sola vez, durante estos viajes, se había visto a Krieg en Brockton Bay.
La lista continuaba, y continuaba.
Cada pieza de información conectada a otras. Incluso la información sobre los soldados rasos como los que conocí anteriormente con el negocio de Kaiser, muestra cómo fueron empleados como empleados de bajo nivel de Medhall y sus negocios derivados. Parecía que todos tenían antecedentes penales, excepto las personas arriba de todo.
En resumen, era lo suficientemente amplio como para tomar un tipo especial de ignorancia voluntaria para no comprar lo que el correo electrónico estaba vendiendo.
El correo electrónico había sido enviado no solo a Lisa, sino al Brockton Bay Bulletin, a media docena de otras estaciones de noticias locales y a varias nacionales. Todos los que importaban y algunos que no.
El correo electrónico había sido enviado a la 1:27 pm esta tarde. Hace menos de una hora. Esas eran las verdaderas malas noticias.
“¿Coil hizo esto?” Murmuré.
Lisa asintió, con fuerza, “Síp.”
“Con tu ayuda, supongo.”
“Solo un poco. Me preguntó algunas veces, que le ofreciera mis pensamientos sobre algunas cosas, ponerlo en el camino correcto, eliminar posibilidades. No pensé que llegaría tan lejos, o que iría tan lejos. Una vez que lo puse en el camino correcto, aparentemente usó investigadores privados y hackers para desenterrar el resto de esto y obtener la evidencia fotográfica.”
“Carajo”, murmuré.
“No estoy de acuerdo con esto”, dijo. “Está cruzando una línea. No se trata solo de meterse con el enemigo, va a haber un montón de daños colaterales.”
“¿Por qué no contestaste tu teléfono?” Brian cambió de tema.
Ella parpadeó un par de veces, sorprendida, "Mi teléfono estaba casi sin carga, así que agarré uno desechable nuevo para hablar con el jefe. No quería usar el teléfono con el resto de la información de contacto de ustedes, solo para estar seguros. Alec estuvo conmigo todo el tiempo. Debería haber recibido llamadas.”
“Revisa tu teléfono, Alec”, dijo Brian, brusco.
Alec lo hizo. Sus ojos se abrieron, “Oh mierda.”
“Parte de ser miembro de este equipo es estar de guardia si te necesitamos. Lo juro,” Brian gruñó a Alec, “voy a patearte el culo tan fuerte-”
Lisa miró de Brian a Alec hacia mí, “Algo sucedió. ¿Hay alguien herido?”
“Sí, algo pasó, no, nadie está herido. Eso realmente no es lo que me preocupa”, le dije. Señalé la pantalla, “¿Coil planeó esto? ¿Es esto un plan suyo? ¿Usando su poder? ¿Usar su manipulación del destino o lo que sea para crear una coincidencia general, ponernos en una mala posición y obligarnos a unirnos a él?”
Lisa negó con la cabeza con fuerza, “No percibí nada parecido a eso, y no es así como funciona su poder. Además, esperaba que estuviéramos de acuerdo de todos modos. Él no pondría en peligro eso con un truco como este. Es demasiado crudo.”
“Así que fue solo él atacando al Imperio Ochenta y Ocho en un nuevo frente, y una maldita mala coincidencia para nosotros”, dije, tanto a mí misma como a cualquier otra persona.
“¿Qué está pasando?”, Preguntó Alec.
Inhalé profundamente e intenté explicar qué tan mala era la situación. “Coil acaba de hacer una gran jugada contra el Imperio, y parece que fue anónimo. Perra y yo peleamos con algunos de sus subordinados casi al mismo tiempo.”
“Yo no-” comenzó Alec.
“Míralo de esta manera”, interrumpí, “Kaiser y cada uno de sus veintiún lacayos superpoderosos van a estar lo suficientemente enojados como para querer matar a alguien, después de que Coil fue y puso sus vidas de cabeza. Kaiser y su gente saben quiénes somos, de nuestra cooperación contra los ABB. Específicamente, ellos saben quién es Lisa. Entonces, ¿a quién van a culpar por esto, si no al grupo con el que su gente estaba luchando esta misma tarde, el grupo con la muy talentosa recopiladora de información en sus filas?”
“Oh.” Alec dijo. “Mierda.”
“Exactamente.”
[1] Código Implícito: Las Unspoken rules o más “oficialmente” conocidas como Unwritten rules son reglas que tiene la comunidad de capas sobre como se comportan, no es un acuerdo formal, por eso las palabras unspoken=implícitas, sin mencionar, y unwritten=orales, sin escribir, tácitas. Aunque no son leyes formales el código tácito es respetado tanto por héroes como villanos.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2014.08.05 13:34 guineveo TRANSPORTE GRATUITO PARA LOS PARADOS

EN SEPTIEMBRE QUIERO SOLICITAR ATRVES DE AVAAZ O VIA CHANGE , ALGOBIERNO Y AL AYUNTAMIENTO DE MADRID QUE ES DONDE VIVO QUE EL TRANSPORTE PARA LOS PARADOS SEA GRATUITO, LO DEJO A ESTAS FECHAS PORQUE AHORA NO HAY NADIE. LA CARTA YA LA TENGO REDACTADA MÁS O MENOS. LA VOY A PONER AQUI PARA QUE ME DIGAIS Y SI TENEIS ALGUNA SUGERENCIA PARA MEJORARLA GRACIAS
REVINDICACION TRANSPORTE PARA LOS PARADOS • Mi nombre es Isabel Gómez DNI 02514981T, y soy una parada de larga duración, tengo más de 45 años, en mi casa somos dos personas y todo el dinero, es el que aporto yo, 426 euros, ya se pueden dar cuenta de lo poco que cubre este dinero (luz, gas, agua y teléfono, comida y gastos productos de limpieza, más la reposición de las cosas que se rompen, tipo bombillas etc.…). Todo esto lógicamente haciendo malabarismos. • Cuento todo esto, porque cuando veo tanto en los programas noticias o al gobierno hablar de las necesidades básicas de los parados nadie habla del transporte, se habla del hambre, de la pobreza energética, etc. • Puede que a primeras parezca comparado con lo otro, un asunto sin importancia, pero realmente el no tener dinero para poder moverte sobre todo en ciudades grandes (yo vivo en Madrid) es algo muy grave para un parado. Si Rajoy justificó la reducción de tiempo e ingresos en la prestación de desempleo a las personas en paro, para que se motivasen en la búsqueda de trabajo, digan me ¿como busco empleo si no tengo dinero para poder echar currículos en las empresas o buscar contactos, ir a citas o incluso realizar cursos de reciclaje? En Madrid un bono transporte básica cuesta más de 50 euros, un bono bus 12, 20 y un billete simple 1,5 euros. Siempre está el ordenador y las miles de páginas como infojobs que te ayudan a buscar trabajo, yo he estado apuntada a la mayoría y nunca ninguna empresa me ha llamado, así como tampoco el INEM ni tan siquiera para un curso o taller. Por cierto quiero avisar a muchas personas que hay empresas que aparentando que vienen avalados por este último, te llaman para ofrecerte un curso de los que tu habías solicitado a la agencia y cuando llegas a la cita que te dan, estos cursos son de pago, no gratuitos y carísimos. (3 euros de transporte me costo la broma), • Pero el transporte no solo limita la búsqueda de empleo, sino el que te sociabilices, el hecho de ver a mi madre, a mis amigas, ir a alguna actividad lúdica ó representación gratuita que no esté en mi zona, me es casi imposible, si lo hago, realmente es una excepción. Esto además esto no es un tema baladí, me explicaré mejor, y seguro que lo entienden muy bien los parados, más si llevan tiempo en esta situación. Un parado no se siente en la gloria por no tener nada que hacer, casi se siente un ser estigmatizado por no poder tener dinero para mantenerse no sólo a él, sino a su familia, pero además buscando trabajo, de cada entrevista se sale con una sensación de poca valía increíble, nadie te explica porque no te seleccionan con lo cual al final terminas sintiendo que eres tú, el que no vales y poco a poco la autoestima va mermando. Por eso es importante que un parado, encima no tenga que quedarse en casa rumiando su situación y que pueda sociabilizarse (aunque para mí sería necesario que existieran profesionales gratuitos que nos ayudaran) Es muy triste sentirse fuera de esta sociedad, ya que encima provenimos de una educación que hace gala del dicho que el trabajo dignifica, así que ser un parado te hace sentirte poco digno “quizás por eso solo nos merecemos estar en casa, sentados en algún banco de la calle, o dando un paseo por nuestra zona que generalmente está llena de tiendas donde no podemos comprar . Un caso que salió en un programa de la televisión, donde se denunciaba el hambre infantil, una profesora comentaba sobre una de las familias que llevaban a sus hijas al colegio, con la vergüenza que le confesaba la madre a esta profesora porque tenía que colarse todos los días en el metro para poder llevar a sus hijas al colegio, no es un hecho raro, no nos podemos permitir utilizar el transporte • Por eso pido que si ya existen colectivos, como pensionistas, jóvenes o discapacitados que tienen grandes rebajas en los abonos en el trasporte público, se haga lo mismo con los parados que no cobran ninguna prestación, o prestaciones ínfimas como es mi caso. No perderían dinero puesto que en general apenas hacemos uso de él, porque no nos lo podemos permitir. • Además, este sería, un acto de buena voluntad. No supone inversiones ni gastos, y el dinero que perderían por consumo de transporte por nosotros , es insignificante
submitted by guineveo to podemos [link] [comments]